historia copiar

Nuestro establecimiento se remonta a los años 20, dedicándose principalmente a la elaboración de pan y, en ocasiones de las Fiestas Patronales, a la elaboración de la típica Bolla de Huevo de Neda. A principios de los años 40, el local fué adquirido por nuestra familia, siendo trabajado por mis abuelos durante 50 años. Su actividad principal siguió siendo la Panadería, llegando a cocer en su mejor momento 2.000 kg. de harina diarios - todo un hito para su época. Así contribuyeron a dar la fama y el valor con que se caracteriza al Pan de Neda, que cocido en nuestro Horno de Leña de más de 50 años alcanzaba su máximo explendor. También se dedicaban a la elaboración de una típica y variada Repostería, muy apreciada en nuestra comarca, siendo la Bolla de Huevo el postre por excelencia. Hoy en día, hemos completado un nuevo ciclo de más de una década, en el cual nos hemos afianzado en ser uno de los principales Artesanos en la elaboración de Repostería. Un Establecimiento abierto al público durante más de 80 años, y 70 regentado por nuestra familia, avalan la calidad y el producto que ofrecemos.


fmilia Imagen19 pilar2